Gustavo Giner y su posición sobre la muerte de Nisman

Tu columna 04/03/2016
El Fiscal Sanz se pronuncia por el supuesto de homicidio en el caso de la muerte de Nisman.

El Fiscal Sanz se pronuncia por el supuesto de homicidio en el caso de la muerte de Nisman. Es una opinión atendible, yo tambien me inclino por esa hipótesis, por la dirección del disparo, la falta de restos de bario y plomo en el barrido de la mano, y, en general, un tipo como el personaje en cuestión, no me parece un suicida en potencia. Pero lo grave de Sanz es la especulación con que direcciona la responsabilidad al Gobierno Justicialista. Me llama la atención la falta de respuesta de parte de los compañeros, tenemos abogados en el movimiento como para hacer dulce, y no hace falta serlo para salir a defender esta imputación. Repito que soy tambien partidario de la hipótesis del homicidio. Pero la pregunta que debemos hacernos es: ¿a quien benefició su muerte? Debemos enmarcarla en la contienda electoral que se iniciaba el año en que ocurre el hecho. Recordemos el bombardeo mediático que se inició direccionado contra el Gobierno Nacional, vinculandolo con este tema.-
No podemos decir que haya partido la orden o elaborado el plan de asesinar al fiscal desde la entonces oposición. Quien ordena la muerte de una persona, además de la total falta de escrúpulos y límites debe estar dotado de algunos atributos que no estan presentes en las conducciones partidarias, más alla del delirio o cinismo que exhiban algunos integrantes del actual gobierno. estas operaciones las hacen equipos de gente que estan familiarizados con el uso de la violencia extrema, organizados en estructuras con acceso a medios, entrenamiento y protección supranacional en todos los niveles de poder supranacional. Asesinar un fiscal de la nación no es tarea para cualquiera. Por lo menos no lo es para Delia o el grupo Quebracho.-
Los servicios del imperio, ya hace más de 50 años elucubraron una operación, se le llamó Operación Northwood, que consistía en la realización de actos terroristas en suelo norteamericano, asesinar compatriotas,, que para que sirva como excusa para una una posterior invasión a Cuba. Esto no es un trascendido de diarios digitales de dudosa credibilidad. Es Historia. Esta documentado en archivos desclasificados. El Presidente Kénnedy lo desactivo, y no sería extraño que esa fuera una de las causas de su asesinato. Hoy hombres como Paul Craig Roberts, (republicano ex funcionario de Ronald Reagan, insospechable de pensamiento chavista), y muchos otros les llaman "OPERACIONES DE FALSA BANDERA", de tanto que se han generalizado este tipo de hechos. Bueno... es tarde. sigo mañana

Te puede interesar