Lifschitz le pidió a Aranguren que ya no suba la energía en 2018

Provinciales 10 de abril de 2018 Por
El mandatario santafesino le planteó al ministro de Energía nacional la necesidad de frenar los ajustes tarifarios durante 2018. Lifschitz también pidió que disminuya el costo de los intereses que se le cobran a la EPE. El gobernador afirmó que el costo de los servicios pasó del 1,4 por ciento al 6 por ciento del salario promedio.
gasensantafe

 976_x_275_px

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, encabezó ayer una conferencia de prensa en la que dio a conocer un paquete de medidas que adoptará su gobierno para hacer frente al aumento de la tarifa energética dispuesto a nivel nacional.


Lifschitz informó que envió ayer mismo una carta al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, para pedirle que durante 2018 no se incrementen nuevamente los costos de la energía mayorista.
“Esta previsto por Nación un nuevo incremento para el segundo semestre y nosotros le estamos planteando que pospongan ese incremento y que durante el resto del año no haya nuevos incrementos en el costo mayorista de la energía”, señaló Lifschitz.


“Estamos solicitando que disminuya el costo de los intereses que se le cobran a la EPE (Empresa Provincial de la Energía) y a todas las empresas provinciales en el caso de que haya mora en el pago o se posponga el pago de la energía a nivel nacional porque si así ocurre, nosotros también tenemos más facilidades para ofrecer planes de financiamiento a nuestros propios clientes, sobre todo a los usuarios comerciales e industriales”, afirmó el gobernador.


“También estamos pidiendo que se incorpore a Santa Fe al conjunto de las provincias del noroeste argentino que tendrán un régimen especial que se aplicará durante los próximos años”, apuntó el mandatario santafesino.


“Este domingo leíamos un informe que hacía referencia al impacto que esta teniendo el aumento de la tarifa en el conjunto de las provincias entre 2012 y 2015, cómo pasó a incrementarse la cuota o la parte de los sueldos promedio que se dedican al pago del servicio de energía, luz y gas, que subió del 1,4 por ciento al 6 por ciento del salario promedio.

Esto tiene que ver claramente con la política que estableció desde el principio el Gobierno nacional en materia de quita de subsidios, con una estrategia de realismo brutal, de llevar en poco tiempo el costo de la energía al valor real y trasladarlo de esa manera a los usuarios finales”, remarcó el gobernador.


Más adelante el jefe del Ejecutivo provincial planteó: “Nosotros le habíamos advertido en su momento al ministro de Energía, muchos gobernadores lo hicimos a principio de 2017, pero en ningún momento eso hizo cambiar la estrategia fijada por el Gobierno y que viene implementándose de manera frecuente, dos o tres a veces por año a lo largo de los últimos dos”.

EL INFORME.

Te puede interesar