El ‘Macho’ Araujo tocó el cielo con las manos

Deportes 13 de febrero de 2018 Por
“Un día soñé que peleaba en el estadio Olimpia repleto y me consagraba campeón argentino”, contó una vez, hace bastante tiempo atrás, Elías ‘Macho’ Araujo, el sueño se convirtió en realidad el pasado viernes, ante un imponente marco de más de 2500 personales que lo alentaron en todo momento.
201802110843467da9be7b2f60756639e506c3d48d8134_med


“Un día soñé que peleaba en el estadio Olimpia repleto y me consagraba campeón argentino”, contó una vez, hace bastante tiempo atrás, Elías ‘Macho’ Araujo. Fue cuando se conoció la noticia que iba a tener la oportunidad por ese anhelado título y en ese mismo escenario. Y el sueño se convirtió en realidad el pasado viernes, ante un imponente marco de más de 2500 personales que lo alentaron en todo momento, fundamentalmente después de ese poco auspicioso comienzo, cuando el ese entonces campeón argentino, Javier ‘Heredero’ Clavero, lo mandó a la lona.
Fue una tremenda pelea de un gran festival que llevó adelante el productor Paul Citraro, quien le puso ‘El cielo con las manos’ y que se vio en toda Latinoamérica a través de ‘Boxeo de Primera’ en la pantalla de TyC Sports.
Araujo (60,700 kgs) y Clavero (60 kgs) fueron los cuartos en subir al ring en la noche venadense, formando parte de la pelea estelar de la noche, con un público enfervorizado que desde las 20 empezó a ingresar al estadio de barrio San Martín y que fue calentando motores con las preliminares, todas de muy buen nivel.
Con el aliento de los venadenses, de los rufinenses y de público que se llegó desde distintas partes de la región, comenzó la pelea que no tuvo el mejor de los inicios para el crédito del sur santafesino, ya que Clavero lo encontró rápido y el ‘Macho’ se fue a la lona. Fiel a su apodo, el de Rufino, después de escuchar los primeros números de la cuenta, tomó aire, se levantó y siguió su plan de pelea sin desviarse de su objetivo: ser campeón argentino.
A partir del segundo round, el ahora boxeador entrenado por el ‘Colo’ Fernández en Buenos Aires, fue equilibrando la pelea y en un par de asaltos más, se hizo dueño del ring ante un Clavero que fue perdiendo aire. La parte final de la contienda lo tuvo como dominador al ‘Macho’, que se lo fue llevando por delante a su rival, no dejando de lanzar golpes (fiel a su estilo) en ningún momento.
Se cumplieron las 10 vueltas (a la última le faltaron algunos segundos porque tras un choque involuntario de cabezas, Clavero sufrió un corte y el médico no lo autorizó a seguir), fueron a las tarjetas y allí los jurados premiaron al que más quiso en toda la noche, al que fue protagonista, al que levantó al estadio Olimpia como hacía mucho tiempo no sucedía, al que soñó ‘tocar el cielo con las manos’ y se dio el gusto: al ‘Macho’ Elías Araujo.
Los guarismos oficiales fueron: Ramón Cerdán: 96-93; Jorge Basile: 97-93,5 y Hugo Vainesman 97-95,5.
Además de adueñarse el cinturón argentino de la categoría Ligero, el ‘Toro’, tal como le dicen también sus amigos, conservó su título Latino Plata del Consejo Mundial de Boxeo, elevando su palmarés a 18 peleas con 18 triunfos, 7 antes del límite. Por su parte, el cordobés de Adelia María quedó con un record de 22 triunfos (5 por nocaut) y 4 derrotas –una de ellas por la vía rápida-. Ahora es momento de festejar y disfrutar para el ‘Macho’ Araujo, sabiendo que logró su primer objetivo y que dentro de algunos meses tendrá la revancha con Clavero, pero en Córdoba.

Te puede interesar