Fuerte presión de Macri a Vidal para que la provincia avance con la reforma previsional

Política 08 de febrero de 2018 Por
La Gobernadora se reunió con sus senadores y ratificó que no habrá cambios "en lo inmediato".
vidalymacri

Mauricio Macri inició una avanzada inédita contra el gobierno de María Eugenia Vidal para que la Gobernadora concrete una amplia reforma en el sistema previsional bonaerense.

Ayer, tras una reunión en Casa Rosada, el gobierno emitió una especie de ultimátum y apuró a las provincias para que brinden de inmediato al Anses información detallada sobre el gasto provisional de las cajas provinciales.

El planteo del gobierno tiene que ver con que es el Anses quien tiene que asistir con fondos frescos a las provincias que tienen déficit en sus cajas.

Según adelantó Clarín, la fecha límite para cumplir con esos detalles burocráticos es el 30 de junio y quienes no hayan aportado los datos necesarios para hacer el cálculo de costos, dejarán de recibir los anticipos de compensación por parte de la Anses.

Aunque en esa condición están varias provincias como Buenos Aires, Santa Fe, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Misiones, el destinatario del mensaje de la Rosada no era otro que Buenos Aires.

Fuentes de Gobernación reconocen en estricto off the record que la maniobra de la Rosada tiene como único objetivo que Vidal vuelva a motorizar el borrador del proyecto que había sido congelado en diciembre.

En la Gobernación bonaerense se sintió la presión de Macri sobre Vidal, algo que no venía sucediendo en los primeros dos años de gobierno. Reconocen en estricto off the record que la maniobra de la Rosada tiene como único objetivo que Vidal vuelva a motorizar el borrador del proyecto que había sido congelado en diciembre.

En La Plata explican además que el pedido de la Anses a la provincia termina por hacer visible la complejidad de tener dos sistemas separados. Es que la reforma previsional que encaró el gobierno -y que desgastó la imagen de Mauricio Macri- no es completa si no se suma el Instituto de Previsión Social (IPS) la caja previsional más importante entre las provincias.

Desde le gobierno explican que ninguna caja provincial puede tener los últimos 10 años de sus aportantes digitalizados. Afirman que pretender eso es desconocer el funcionamiento de las cajas provinciales.

Es que en el caso de la provincia de Buenos Aires existen diferencias notorias respecto de la Anses en cuanto al cálculo del haber jubilatorio. En provincia se toman los tres mejores años trabajados continuos o los cinco mejores discontinuos. En cambio, la Anses se toman los últimos diez años trabajados y se prorratean.


Por lo pronto, Vidal se reunió hoy con sus senadores y volvió a reiterar que no habrá "en lo inmediato" una modificación del sistema previsional bonaerense.

Fuentes de la Legislatura explican el porqué de la negativa de la Gobernadora. "Es muy simple: no tenemos los votos para aprobarlo", explica un diputado de Cambiemos y recuerda que la reforma del sistema previsional del Bapro que arrastraba un rojo anual de 5.000 millones de pesos se consiguió aprobar por un voto.

Fuentes de la Legislatura explican el porqué de la negativa de la Gobernadora. "Es muy simple: no tenemos los votos para aprobarlo", explican y recuerda que la reforma del sistema previsional del Bapro se consiguió aprobar por un voto.

Un borrador de la reforma circuló en diciembre y fue adelantado por LPO, pero más tarde, el gobierno buscó ponerle fin a las especulaciones sobre una eventual reforma. Otras fuentes del gobierno son categóricas respecto de porqué se le buscó poner fin al tema. "No hay chances de negociar paritarias con un borrador de una eventual reforma circulando", aclaran.

En paralelo crece una discusión por el déficit del IPS. Es que los resultados de los ejercicios de los últimos años brindaban un claro superavit: 1.539 millones en 2012; 2.450 millones en 2013; 3.141 millones en 2014 y 5.013 millones en 2015. Pero la curva ascendente comienza a caer a partir de 2016 cuando el superávit bajó a 4.588 millones. El año pasado hubo una caída estrepitosa -y según números del gobierno- el organismo tuvo registró un déficit de 1.179 millones.

El balance de la caja previsional está directamente influido por dos variables: los aportantes y los beneficiarios. Si se aumenta la cantidad de beneficiarios producto del crecimiento de las jubilaciones y se cierra la cantidad de aportantes (frenando el ingreso de trabajadores al Estado bonaerense) el organismo empieza a ser deficitario. Ese es el problema con el que deberá lidiar Vidal en los próximos años si no se allana a una reforma del régimen previsional.

Aunque nadie lo plantea delante de los micrófonos, se sabe de una vieja estrategia utilizada por varios gobernadores que consiste en plantear un déficit en el IPS para conseguir recursos del gobierno nacional a espaldas de las otras provincias.

Algunas versiones señalan que Felipe Solá utilizaba ese mecanismo cuando Néstor Kirchner era presidente. Cuando alguien se lo contó a Daniel Scioli, el ex motonauta no dudó en apelar a la misma táctica. El problema para Scioli fue que Cristina Kirchner no tardó demasiado en ver la maniobra y al ex mandatario no le quedó otra salida que mostrar el superávit. 

Te puede interesar