Alberto: “Vamos a trabajar para que el sueño puntano se cumpla”

Política 02 de febrero de 2018 Por
Bien distendido. Alberto habló durante veinticinco minutos con los medios en el cuarto piso de la Torre I de Terrazas del Portezuelo. Rodríguez Saá pidió reorganizar los planes sociales y formar programadores.
albertosaa

El gobernador Alberto Rodríguez Saá anticipó las tareas que encomendó a su gabinete para este mes y que marcarán los ejes de los dos próximos años de gestión. Pidió terminar febrero con todos los planes sociales organizados y que en San Luis los jóvenes puedan alcanzar “el desarrollo personal y la felicidad” con la posibilidad de convertirse en programadores, una de las carencias laborales que prevalecerán en el mundo. “Vamos a trabajar para que el sueño puntano se cumpla”, se entusiasmó durante la charla de 25 minutos que dio a medios locales.

En el primer contacto del año con la prensa en Terrazas, el mandatario dijo que el tema social es muy preocupante y admitió que con la creación de los planes solidarios y las becas generaron un “shock” similar al del 2003 con el nacimiento del Plan de Inclusión Social. “Tenemos datos que los planes tienen su repercusión directa en el comercio. En esta época están vendiendo mucho más que en años anteriores”, sostuvo.

Distendido y sereno, lanzó sus primeras críticas de la tarde. Fueron dirigidas al Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). “La situación social la hemos descubierto en forma tardía porque el Indec en estos últimos diez años nos esconde los datos, los limita, los manipula”, cuestionó y confirmó que trazó la meta para que a fin de mes cada beneficiario sepa en qué trabaja, qué horario debe cumplir, dónde y que la labor que desarrolle sea provechosa para la provincia. “Cada ministro hoy (por ayer) fue informado, vamos a continuar hablando el martes y seguramente vamos a seguir otros días más porque esta tarea es muy grande y difícil”, acotó.

Después de una pausa, Rodríguez Saá sostuvo que el otro gran objetivo es que los sanluiseños “sientan las ventajas de vivir en ‘otro país’ y lleguen al desarrollo personal más rápido por nacer en una provincia que tiene la infraestructura para lograrlo”, a lo que calificó como “sueño puntano”, en base a la enmienda de la Constitución norteamericana que incorporó el derecho a la felicidad, que se considera cumplido cuando el habitante de Estados Unidos logra el sueño americano. Y anticipó que todos los esfuerzos los pondrán para que San Luis esté a la altura de la actual “revolución de la inteligencia” y forme la materia gris que más demanda tendrá en el 2020: los programadores. Se calcula que en dos años se requerirán más de un millón en todo el universo.  “Cada vez se necesitan más y en todo lados, desde para el riego por goteo hasta para cómo prender y apagar la luz”, ejemplificó y aclaró que el Estado será el facilitador para que los jóvenes se especialicen en el rubro.

 

 

 

Te puede interesar