La soja recuperó en enero todo lo que perdió en 2017: trepó un 4,6% a u$s 365,88

Campo 31 de enero de 2018 Por
Los principales granos cerraron enero con fuertes alzas en el Mercado Internacional de Chicago.
not_911106_31_132758_m

 La soja recuperó este mes todo lo perdido durante 2017: trepó un 4,6% a u$s 365,88 la tonelada, pese a que este miércoles bajó un 0,4%.

El maíz se disparó un 3,1% en el mes a u$s 142,32 luego de cerrar estable en la rueda y el trigo trepó un 5,8% a u$s 165,99 tras descender un 1,2% en a jornada. El año pasado, la soja había descendido un 4,5%.

Los precios del trigo y la soja retrocedieron el miércoles en Chicago, arrastrados por los reajustes técnicos a final de un mes que registró valores muy favorables. El precio del maíz permaneció estable.

"Los intercambios fueron densos y la volatilidad importante", comentó Mike Zuzolo, de Global Commodity Analytics and Consulting, para quien "los actores del mercado recibieron beneficios", luego de una marcada alza.

El trigo registró el martes su nivel más alto desde septiembre, impulsado por inquietudes por la calidad de las cosechas de invierno en varias regiones afectadas, igual que por la falta de lluvias y por una ola de frío.

"Las previsiones no anticipan lluvias en diez días, y hay temor de ver el trigo salir en su periodo de desarrollo y que se exponga a la escarcha", reveló Zuzolo.

Aunque aún es un poco temprano, "la idea de ver algunos productores de trigo rojo renunciar a sus cultivos, perder 35% de lo que podrían haber ganado al recurrir a las aseguradoras y preparar una nueva cosecha como la soja, que tienen un buen precio, es bastante factible", señaló.

Del lado del maíz, el anunció de la secretaría de Comercio de Estados Unidos (USDA) de una nueva venta de 145.000 toneladas limita las pérdidas. Es la sexta vez en siete sesiones que la USDA hace un pedido importante de maíz.

Los precios de la soja están supeditados por su parte al clima de América del Sur, ya sea en Argentina, donde el clima es seco, o en Brasil donde las lluvias desaceleraron las cosechas.

"Los pronósticos anticipan pocas precipitaciones de aquí a unos quince días en Argentina, lo que pesa sin duda sobre los precios (este miércoles)", adelantó Dan Cekander de DC Analysis.

Te puede interesar