El ministro Avelluto dio de baja el ballet clásico de Iñaki Urlezaga

Política 10 de enero Por
La compañía Danza por la Inclusión, formada por 60 bailarines de las provincias y países vecinos, será discontinuada; había sido creada en 2013 por el gobierno en el ámbito de Desarrollo Social, con el reconocido artista a la cabeza
danza-2607861w620

Esta mañana, el Ministerio de Cultura de la Nación confirmó oficialmente que ha resuelto "discontinuar el financiamiento de la Compañía de Danza Clásica Danza por la inclusión, que funcionaba con dirección artística de Iñaki Urlezaga y en el marco de un convenio de asistencia técnica con la Universidad Nacional de San Martín".

El proyecto, que integraban 60 bailarines argentinos y de países limítrofes, había comenzado en 2013 en el área de Desarrollo Social de Alicia Kirchner, tras realizarse audiciones en las provincias, y luego Carolina Stanley le había dado continuidad durante la nueva gestión de Cambiemos. Desde que se resolvió su traspaso ministerial en 2017, la compañía trabajó hasta el 30 de diciembre pasado en la órbita de Cultura, a cargo del ministro Pablo Avelluto. Como anticipó LA NACION, su costo de funcionamiento, de unos 30 millones de pesos, no pasó el filtro de las políticas actuales de reestructuración.

"Impotencia, tristeza, desolación son las primeras palabras que vinieron a mi cabeza ayer cuando me comunicaron la decisión de bajar al ballet nacional Danza", dice hoy Urlezaga, en un texto que envió a LA NACION. "El enojo por supuesto afloró porque soy un artista argentino y así como el océano se formó gota a gota, este Ballet se estaba formando día a día". Más adelante, el bailarín se pregunta: "¿Por qué no se fortaleció el espacio en lugar de quitar una fuente de trabajo y lugar de expresión logrado solo con esfuerzo y trabajo de calidad? ¿Por qué no se decidió la alternativa de construir apostando a un modelo de compañía joven y diferente, en un país que tiene un vacío enorme en la danza clásica nacional?", cuestionó el artista, de reconocida trayectoria, quien se retirará de los escenarios este año en el Teatro Colón. Y dedicó las últimas líneas a agradecer a cada bailarín, técnico, maestro, músico y preparador físico que durante cinco años trabajaron para formar "algo de calidad, serio, profesional y limpio, sobre todo limpio".

Tras una temporada complicada para el elenco, que estuvo hasta septiembre último sin bailar ni cobrar, la compañía había presentado en 2017 en el Teatro Coliseo funciones del ballet La Traviata y El lago de los cisnes, con entradas agotadas. También habían hecho presentaciones al aire libre, en el Anfiteatro del Parque Centenario. Si algo habían logrado en su camino hasta aquí era el reconocimiento popular.

Te puede interesar