Se intensifican las auditorías del PAMI

Regionales 08 de enero de 2018 Por
Desde el PAMI dos médicos auditores controlan a prestadores de Venado Tuerto y 12 localidades de la región, como así también médicos de cabecera y demás efectores.
20180105083117851a4732f61d37fa2a1a667a714401e0_med
Marisa Maldonado

 976_x_275_px

La jefa del PAMI local, Marisa Maldonado, aseguró que se acentuaron los controles del organismo sobre los prestadores, a los efectos de garantizar calidad en la atención a los afiliados. Por otra parte, sostuvo que hay cambios en la atención médica, pero “para peor” y pidió a los afiliados que se animen a denunciar prácticas abusivas.
“Estamos auditando desde hace un tiempo con nuestras médicas, no sólo los dos sanatorios que hay en la ciudad, sino también médicos de cabecera y otros prestadores, como centros de día, odontólogos y kinesiólogos, todo esto en las 12 localidades que están bajo el control de nuestra agencia. El objetivo del PAMI en este 2018 es incrementar las auditorías y que las denuncias que se toman tengan solución, ésa fue la orden que se dio desde Rosario a todos los auditores. De acuerdo a los resultados, se aplicarán multas o se retirarán cápitas”, advirtió Maldonado.
“A mis afiliados los defiendo yo desde la repartición, pero hay otra gente que también sufre abusos y prácticas abusivas, por eso estaría bueno que los actores públicos, los concejales, los legisladores, también se interesaran en estos temas y se tomaran resoluciones, como se se hace con otros temas. La salud es un bien primordial, un derecho constitucional y desde el Estado existe la obligación de defenderlo”, subrayó.

Cambio negativo
Al consultarle si percibieron cambios positivos en los últimos tiempos, la funcionaria fue contundente: “Se nota que cada vez es peor la atención, no solamente al afiliado del PAMI, sino a cualquier ciudadano, y no es una percepción, porque la gente nos cuenta sus vicisitudes, las largas esperas en las guardias, la falta de médicos, los malos tratos, es decir que el sistema de salud privado está mal en este Departamento, y es por eso que se tomó la determinación de intensificar las auditorías, y no se va a perdonar ni a médico ni prestador que no cumpla con lo establecido en el convenio”, planteó.
Más adelante, Maldonado alegó que los malos tratos afectan anímicamente a todos los pacientes, que ya van con la carga de su enfermedad, “el servicio de salud se deshumanizó y quizás los profesionales actúen influenciados por la parte económica y consideren que no son bien pagos. Por eso siempre aclaro que si los médicos no son bien pagos, no es por culpa de la obra social o del afiliado, es responsabilidad del empleador. Las cápitas de PAMI se le abonan al dueño del sanatorio, que es quien paga a sus empleados, los médicos, y el problema recae en abuelos a los que no quieren atender o los atienden mal”, denunció.

Te puede interesar