El nuevo sistema integrado beneficia sólo al 20 por ciento de los usuarios una red que abarca a pocos

Nacionales 04 de enero de 2018 Por
Los usuarios tendrán un descuento del 50 por ciento en el segundo tramo y del 75 del tercero al quinto, en viajes con dos horas como máximo entre el pago del primer boleto y el último. Se pueden hacer todo tipo de combinaciones.
tarifasdesubtes

 976_x_275_px

El Ministerio de Transporte anunció el lanzamiento de un sistema de tarifa integrada para los viajes en colectivos, subtes y trenes del área metropolitana de Buenos Aires. Aquellos usuarios que combinen medios de transporte para llegar a su destino pagarán el 50 por ciento de las nuevas tarifas en el segundo tramo y el 25 por ciento a partir de la tercera parte del trayecto. El descuento previsto en la Red SUBE funcionará para viajes iniciados dentro de un lapso de dos horas desde el primer boleto abonado. “Con las nuevas tarifas y la implementación del sistema quienes viajan mayores distancias seguirán pagando lo mismo o menos que hoy”, sostuvieron desde el Ministerio de Transporte. Sin embargo, el beneficio que permitirá amortiguar el impacto inflacionario del nuevo cuadro tarifario será limitado ya que, según indicaron desde la cartera encabezada por Guillermo Dietrich, sólo el 20 por ciento de los viajes diarios utilizan más de un medio de transporte para alcanzar al destino final.

Un trabajador que viaja entre Moreno y el barrio porteño de San Cristóbal utilizando colectivo, tren y subte paga hoy un mínimo de 19,5 pesos. Con el nuevo sistema integrado abonará en junio 18,12 pesos, 1,4 menos que en la actualidad. Esto es porque pagará un boleto de colectivo de 10 pesos (el mínimo), uno de tren en el ramal Sarmiento de 5 pesos (el 50 por ciento del boleto, que en ese tramo costará 10 pesos) y un pasaje de subte de 3,12 (el 25 por ciento de la tarifa de 12,50). 

Desde Transporte precisaron a PáginaI12 que los usuarios del área metropolitana realizan 900 millones de recorridos combinados al año. Son unos 2,5 millones de viajes por día que representan alrededor del 20 por ciento de los 15 millones de recorridos diarios informados por Dietrich durante la conferencia de prensa. “Hoy el sistema incita a no combinar y la idea es que ahora sí”, señalaron desde la dependencia oficial. “La integración tarifaria para abaratar viajes no está mal. Quienes hacen combinaciones no son un porcentaje elevado de los usuarios totales, el grueso de los recorridos son cortos. Los viajes largos que cruzan el limite entre la provincia de Buenos Aires y la Capital son entre un 10 y 15 por ciento del total. Esos viajes en transporte público van a estar protegidos por el nuevo sistema de tarifas mientras que a los viajes cortos les va a impactar más el aumento”, explicó a este diario el profesor e investigador de la UBA, Alberto Müller. Sus estimaciones coinciden con las cifras que contempla Dietrich. El economista especializado en temas de transporte advirtió sobre el impacto directo que tiene sobre la demanda el aumento en las tarifas como se observó con las subas en el subterráneo y enfatizó la necesidad de contemplar la tarifa del transporte no solo como instrumento distributivo sino como un instrumento para la discriminación modal en detrimento del uso de los vehículos. “Hace falta una política integral de estratificación del transporte en la región”, consideró Müller.

El sistema funcionará para cualquier combinación realizada entre colectivos, metrobus, trenes y subtes que se abonen con la tarjeta SUBE. El beneficio es automático. El usuario solicita el boleto habitual y el sistema realiza un reintegro que será del 50 por ciento en el segundo tramo y del 75 por ciento del precio a partir del tercero. La Red SUBE permitirá realizar como máximo cinco transbordos dentro de las dos horas de iniciado el recorrido. 

Transporte impuso un tope de 10 pesos para el reintegro por cada tramo del viaje. Está pensado para los trayectos que involucran recorridos de distancia media en colectivo como el viaje Buenos Aires-La Plata. Ese segundo tramo tendrá un reintegro máximo de 10 pesos.  

Los beneficios del nuevo sistema son acumulables con la tarifa social. Un individuo de Lanús que tiene que ir hasta el centro de la ciudad y combina el colectivo 295 con el tren Roca y después se toma el 65, pagará a partir de febrero 8 pesos por el primer tramo, 1,38 pesos por el segundo y 2 pesos por el tercero. Llegar a su destino le costará 11,38 pesos cuando hoy por ese mismo viaje paga 14. La diferencia se licuará y terminará pagando 14,13 pesos, 1 por ciento más, a partir de junio. Si la persona es beneficiara de la Tarifa Social pagará 5,12 pesos mientras que hoy abona 6,30 pesos. Al llegar a junio desembolsará prácticamente lo mismo que en la actualidad, 6,38 pesos.

Te puede interesar