Las entidades del campo volvieron a expresar malestar por la reforma tributaria bonaerense

Nacionales 09 de noviembre Por
Desde CARBAP y CRA señalaron que el aumento en el Inmobiliario se ubica muy por encima de la inflación estimada para 2017. "No se entiende", se sinceraron.

Mientras el oficialismo bonaerense negocia la aprobación del Presupuesto 2018, la dirigencia gremial del sector agropecuario de la provincia de Buenos Aires sale a marcar su disconformidad con los incrementos en el Impuesto Inmobiliario Rural, y con evidente molestia señalan que estos aumentos se ubican muy por encima de la inflación y constituye un duro golpe para la rentabilidad del sector. Esta medida llega tras el amplio triunfo en las urnas de Cambiemos, que en el caso de la provincia de Buenos Aires obtuvo un masivo respaldo del llamado “voto del campo”.

Solo en Inmobiilario Rural, los productores pagarán 4.000 millones de pesos si se aprueba el incremento del 50 por ciento.

En materia tributaria, el borrador del proyecto que buscará ser aprobado la próxima semana, contempla una suba del Impuesto Inmobiliario Rural del 50 por ciento, y una exención en Ingresos Brutos para productores de hasta 50 hectáreas y facturación de hasta 3 millones de pesos anuales. Sorprendidos por el anuncio, los integrantes de la entidad que nuclea a productores de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) mantuvieron reuniones esta semana en la Comisión de Presupuesto de la cámara baja bonaerense, en donde expusieron su preocupación por la política fiscal del Gobierno de María Eugenia Vidal.

Previo a este anuncio, los dirigentes rurales de Buenos Aires recibieron un mensaje tranquilizador desde el oficialismo, en donde les aseguraron que no debían preocuparse por la suba en los impuestos. Pero el anuncio causó el efecto contrario, y los ruralistas no tardaron en hacer evidente su malestar. “No se entiende este aumento, está por encima de la inflación y nosotros pedimos que se ubique sobre un 25 por ciento” señaló en diálogo con INFOCIELO el presidente de CARBAP, Matías de Velazco.

El titular de la entidad también adelantó que durante la reunión en Diputados solicitaron que en el caso de Ingresos Brutos, el sector agropecuario reciba un tratamiento al otorgado a las pequeñas pymes industriales. En concreto, buscan que el techo de 3 millones de pesos de exención pase a 19 millones de pesos, para que se incluya a la pequeña empresa agropecuaria. “Un 50 por ciento de aumento en el Inmobiliario Rural es una barbaridad y es un tema que no se puede defender, y dado el pésimo escenario en que nos ha metido Provincia, necesitamos mejorar esta situación”, advirtió de Velazco en declaraciones a QM Noticias tras la salida de la reunión en La Plata.

Marcelo Daletto, diputado por Cambiemos y presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos, destacó que “siempre se pretende que el proyecto que manda el Ejecutivo, gracias al aporte de los distintos bloques pero también de instituciones como en este momento Carbap, salga mejor”, y agregó que “puede haber impuestos que bajan como Ingresos Brutos y otros que suben como el Inmobiliario Rural, pero también hay un gasto público que vuelve a los productores y eso debe ser tenido en cuenta”.

Desde otras entidades también evidenciaron su preocupación, como el caso de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). A través de un comunicado, los confederados remarcaron que solo la suba del Inmobiliario “ tiene un costo para el sector de 4.000 millones de pesos en forma directa y sin tener en cuenta el efecto cascada que tendrá sobre el impuesto a los bienes personales”.

Para la entidad, “el golpe va directo al bolsillo del sector y le quita capacidad de reinversión a todos y en algunos casos la imposibilidad del pago, con las consecuencias de punitorios”, y en un contexto de inundaciones, con unas 6 millones de hectáreas afectadas por el agua, “todos pagarán el impuesto como si se hubieran usado en su totalidad".

Te puede interesar