Pullaro en Telenoche: "Hay sectores oscuros que buscan golpear la política de seguridad"

Provinciales 08 de noviembre Por
El ministro de Seguridad de la provincia estuvo en el Tres y se refirió a las escuchas. Puso en duda la legalidad de las intervenciones telefónicas y pidió que se analice el rol del fiscal Apullán. Más temprano había dado una conferencia de prensa donde aseguró: "No tenemos nada que esconder”
pullaro

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, estuvo este martes en Telenoche y volvió a referirse a las escuchas telefónicas que en la jornada lo dejaron en el centro de la polémica. El funcionario, que por la tarde dio una conferencia de prensa en la ciudad de Santa Fe, volvió a apuntar a “sectores desplazados de la policía” por la filtración de los audios y negó que existan injerencias del poder político al poder judicial en la provincia, por sus diálogos con el fiscal general de la provincia Jorge Baclini.

“No es anormal que pueda tener una charla con el jefe de los fiscales. La intromisión sería si yo lo presionara y yo lo llamé para ver qué es lo que pasaba”, dijo Pullaro sobre las conversaciones con Baclini.

En diálogo con los periodistas Alberto Lotuf y Hernán Funes, Pullaro negó que tenga una desconfianza generalizada con la Policía, tal como desliza en una charla con una asistente de su ministerio.

“Fue un momento de calentura. La mayoría de los policías son buenos pero en ese momento estaba molesto con un jefe al que habían encarcelado”, dijo el ministro.

Finalmente, el ministro apuntó a sectores desplazados de la policía por la filtración de las escuchas y sostuvo que le preocupa “el rol del fiscal Apullán”.

“Desde el primer día de mi gestión hay sectores desplazados de la policía, que perdieron mucho peso. Las reformas que llevamos adelante no son menores y hay sectores que se resisten. ¿Por qué tenían que intervenir el teléfono del ministro de Seguridad de Santa Fe?”, expresó Pullaro en la entrevista:


La conferencia en Santa Fe

Por la tarde, desde Santa Fe,  Pullaro dio este martes una conferencia de prensa y anunció que presentó una denuncia en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) para que se investigue si las escuchas son irregulares.

“Presenté una denuncia penal y una administrativa para que se investigue de qué manera se pidió esta escucha”, dijo el funcionario provincial en diálogo con la prensa y puso en duda la legalidad de los audios.

Pullaro indicó que las escuchas fueron hechas a la línea telefónica que utiliza como funcionario del gobierno provincial y prometió “dar la transcripción del audio” porque “no tenemos nada que esconder”.

“Bajo ningún concepto las llamadas figuran como un delito. Si ese fuese el motivo de la intervención telefónica a la línea asignada al ministro, estaríamos hablando de un gravedad institucional inusitada”, expresó Pullaro en la conferencia de prensa y adelantó que por primera vez pidió custodia personal para él y su familia.

“Nos preguntamos donde está el cohecho. Si no hay delito, ¿porqué me escuchaban?” se preguntó Pullaro.

Además, puntualizó: “Quiero saber si las escuchas son legales. Si lo fueron quiero conocer los fundamentos. Si fueron ilegales quiero ver presos a los responsables”.

Acerca del contenido de las escuchas, Pullaro expresó: “Es mi obligación cuando tengo un policía involucrado en una causa llamar a la fiscalía, con mas razón si se trata de un jefe policial, y mas todavía si la causa la inició el ministerio de seguridad. Yo sabía que las imputativas por la causa Ospe serían a fin de año”.

Asimismo, el ministro dijo: “Lo que está en juego no es una cuestión personal, estas escuchas tienen la gravedad que tienen otras. Ellos ahora tienen conversaciones muy importantes, que tienen que ver con bandas que queríamos desarticular, con nombres que tenemos, con investigaciones sensibles contra el narcotráfico”. Y agregó: “Conocían nuestras estrategias, y muchas investigaciones se frustraron y no entendíamos por qué. Algunas de nuestras posiciones se publicaban en portales, se anticipaban. Ahora entendemos un poco más”.

Para concluir, Pullaro sostuvo que “hace meses quieren frenar las políticas de reforma que está depurando nuestra policía y que poco a poco comienza a mostrar resultados, por ejemplo hoy tenemos 110 homicidios menos que el año pasado”.

“Tienen todo tipo de información sobre las reformas que queremos impulsar en el corto y mediano plazo. Hasta conocen las charlas con mis hijos, su rutina y los lugares que frecuentamos. Hoy dispuse la custodia para mi familia y pedí cambiar sus rutinas”, afirmó el ministro.

“Este mensaje es para los que creen que con estas operaciones van a frenar el proceso de depuración y recuperación de las fuerzas de seguridad. No vamos a retroceder, la decisión de no pactar es inamovible”, aseveró Pullaro.

En la conferencia estuvo acompañado del ministro de Justicia, Ricardo Silberstein y los legisladores oficialistas Rubén Galassi, Victoria Tejeda, Estela Jacuzzi, Fabián Oliver, Paco Garibaldi, Jorge Henn y el senador Felipe Michling.

Las escuchas

La difusión de unas escuchas telefónicas conmocionaron el mapa santafesino. Se trata de comunicaciones entre el ministro Pullaro con el fiscal general de la provincia Jorge Baclini, secretarios, una asesora y hasta el gobernador Lifschitz.

De esas conversaciones se concluye que el gobierno provincial esperaba la detención del ex jefe de la Unidad Regional V de Rafaela Adrián Rodríguez “después de las elecciones" y no el 9 de octubre. También se concluye que el mismo Pullaro era escuchado por la Justicia.

Los diálogos fueron difundidos por el portal Diario de Santa Fe. Se trata de escuchas relacionadas a la causa iniciada por el fiscal Roberto Apullán contra el ex jefe de la Unidad Regional V de Rafaela Adrián Rodríguez y que fue desplazado por el fiscal regional de Santa Fe Carlos Arietti antes de que pudiera imputar al funcionario.

En una de las escuchas telefónicas al jefe de la cartera de Seguridad, Pullaro desliza que Arietti le había dicho que a Rodríguez lo "iban a detener después de las elecciones" y no el 9 de octubre, tal cual sucedió. Para establecer las razones de esta detención, Pullaro llamó al fiscal general de la provincia Jorge Baclini, quien le respondió por WhatsApp.

Luego, se comunicó con el gobernador Miguel Lifschitz a quien le señaló que la situación era "bastante grave", que Rodríguez estaba detenido por supuesto "cohecho pasivo" por una "conversación que tuvo conmigo. ¿Entendés?". "Sí", le respondió el gobernador.

Por otra parte, de los diálogos se desprende que el fiscal Apullán no sólo había imputado a Rodríguez, sino ante una sospecha, avanzó en la causa y le pidió al juez competente la intervención del teléfono de Pullaro.

Pullaro, según anunció en la conferencia de prensa de este martes, pidió investigar de qué manera se obtuvo la escucha y si el juez conocía que el número solicitado era el del ministro de Seguridad de la provincia.

Te puede interesar