Paradise Papers: la Reina de Inglaterra, evasora

Internacionales 06 de noviembre Por
El escándalo de los Paradise Papers involucra a empresas, altos funcionarios estatales e incluso casas reales de diferentes partes del mundo. Entre los más complicados, está Isabel II, Reina de Inglaterra.
PANAMA

Los Paradise Papers también salpican, de manera cercana, a los Windsor, vale decir, la mismísima familia real británica.

 

Los datos que han ido saliendo a la luz, exponen claramente que cerca de £10 millones (US$13 millones) del dinero privado de Isabel II, Reina de Inglaterra, fueron invertidos en diferentes paraísos fiscales.

 

El dinero se invirtió en fondos de las Islas Caimán y Bermuda por el Ducado de Lancaster, algo que le da la posibilidad a la monarca de contar con un ingreso de £500 millones (más de US$650 millones).

 

Si bien o hay accionar ilegal en las inversiones (y se investiga si la Reina está evadiendo impuestos), sí en cambio se puede preguntar por qué la Reina invierte sus fortunas en fondos offshore.

 

Hubo pequeñas inversiones en el negocio de "renta para alquilar" BrightHouse, que ha sido acusado de explotar a los más pobres, y la cadena de venta de bebidas alcohólicas Treshers, que luego quebró debiendo £17,5 millones (unos US$23 millones) en impuestos y causando la pérdida de casi 6.000 puestos de trabajo.

 

La Casa Real dijo no estar involucrada en las decisiones tomadas por los fondos y no hay nada que indique que la Reina tenía algún conocimiento de las inversiones específicas hechas en su nombre. Aunque tampoco debe descartarse.

 

En el pasado, el Ducado dijo que le da "consideración continua a cualquiera de sus actos u omisiones que pudieran afectar negativamente la reputación" de la monarca, de la que se dice sigue con "bastante interés" las operaciones de su patrimonio.

Te puede interesar