El gobierno busca consensuar con la CGT el proyecto de la polémica reforma laboral

Política 06 de noviembre Por
Desde esta semana el Ministerio de Trabajo de la Nación mantendrá reuniones con integrantes de la Confederación General del Trabajo. Intentan acercar las partes para evitar conflictos sindicales.
20171106090437_cgt1

Luego del anuncio del ciclo de reformas en áreas medulares para la administración central del país y que tendrán impacto en sector importantes de la sociedad, desde el gobierno buscan consensuar para evitar posibles conflictos. En este caso, el aspecto laboral se encuentra en la agenda de esta semana el gobierno y por ese motivo se reunirá con la CGT.

El Poder Ejecutivo tiene en mente realizar una serie de modificaciones en lo laboral que desde sindicatos y la oposición han caracterizado que “van en contra de los derechos de los trabajadores”. En ese espectro, pero de forma más matizada y no tan confrontativa, se encuentra la central obrera.

Si bien desde la Confederación General del Trabajo ya mencionan que el proyecto de ley así como está “no sale”, por los antecedentes que posee, buscará el diálogo con el gobierno para lograr arribar a un acuerdo.

En ese aspecto, los gremialistas expresaron desacuerdo con el artículo que establecería el cambio en la doctrina del derecho laboral, la base de cálculo de indemnizaciones y el denominado banco de horas. Todos puntos sumamente polémicos y objetados desde toda la oposición.

A cambio de dar de baja esto, a modo de negociación, la central obrera aprobaría las reformas donde las supuestas mejoras no se trasladarán hacia los trabajadores y por ende no tendrán un impacto positivo. Así, no se opondrán al blanqueo laboral, la inclusión de nuevos mecanismos de capacitación y la creación de la llamada Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agmet).

Luego de la reunión que mantengan con el gobierno, desde la CGT planifican un encuentro de su consejo directivo para resolver los pasos a seguir y también con perspectivas de encontrarse con gobernadores y legisladores del PJ.

En este marco, tanto el Poder Ejecutivo como la central obrera juegan a consensuar la polémica reforma laboral donde ambos sectores no queden expuestos a conflictos sindicales producto del retroceso en materia de derechos que implicaría dichos cambios.

Te puede interesar