San Luis rechazó protocolo de detención de Bullrich contra comunidad LGBT

Política 05 de noviembre Por
Polémica desatada. Lo consideran "discriminatorio" y sin consenso entre las organizaciones relacionadas a la diversidad sexual.
rechazo

Tras el establecimiento -durante la semana pasada- del Protocolo de Seguridad para la Diversidad Sexual que ha sido presentado por el Ministerio de Seguridad, el Área Diversidad de Género de la provincia de San Luis salió hoy a expresar claramente su rechazo por considerarlo "discriminatorio".

 

"Luchamos por la igualdad de derechos", aseguró Gema Rosales, responsable de esa oficina puntana, a la vez que calificó de "discriminatorio" el documento con el protocolo.

 

"Si se respeta nuestra identidad de género y los derechos humanos, no hace falta ningún protocolo", dijo la funcionaria, cuya área depende de la Secretaría de la Mujer Ni Una Menos de la Provincia, sostuvo que hubiera sido más importante y aceptable que el protocolo fuera elaborado y consensuado con las organizaciones relacionadas a la diversidad sexual y con referentes en el temática.

 

También, criticó que según la nueva normativa las intervenciones relacionadas con las personas LGBT, las tenga que hacer exclusivamente personal femenino.

 

"Esto expresa un profundo desconocimiento de la población LGBT y de la diversidad sexual en general. Es innecesario que una mujer haga una requisa a un hombre trans, bisexual o gay", dijo la funcionaria de la provincia.

 

El Ministerio de Seguridad estableció un nuevo protocolo que deberá ser cumplido estrictamente por las fuerzas de seguridad en momentos de registrar o detener personas pertenecientes al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

 

Entre otras cuestiones, el texto del protocolo que lleva la firma de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, determina que el registro de una persona identificada con el colectivo LGTB "deberá ser realizada por personal femenino, quien actuará de conformidad con el modelo de Uso Racional de la Fuerza, de manera tal que se asegure la efectividad de la acción".

 

"En todos los casos, la prevención, el registro o la detención se realizarán resguardando la integridad física, respetando los derechos personalísimos, la identidad de género y la dignidad de la persona", añade la resolución. En el mismo texto, también se advierte que sólo se podrá detener a una persona sin orden judicial "cuando sea necesario para evitar la comisión de un delito o para impedir la continuación de sus efectos" o "para volver a detener a la persona que se fugó de un lugar de detención o de una detención previa".

 

"La persona detenida será alojada según el género autopercibido, en una celda separada si entiende que existe un riesgo potencial para su integridad, dignidad otros derechos o si, al momento de informar su género, no se identifica con ninguno", dice la resolución.

Te puede interesar