Santa Fe advirtió que no puede bajar los Ingresos Brutos

Provinciales 04 de noviembre Por
Distintos legisladores y el ministro de Economía de Santa Fe salieron a cuestionar la reforma tributaria impulsada por el Ejecutivo nacional. Gonzalo Saglione aseguró que para Santa Fe es “imposible compensar una rebaja” en Ingresos Brutos con una eventual suba del impuesto inmobiliario.
20171102073039f5a3f305f19cc967d2b7f1b77cef11c4_med

Legisladores del oficialismo y la oposición coincidieron ayer en criticar diferentes medidas propuestas en la reforma impositiva anunciada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al tiempo que desde el gobierno de Santa Fe a cargo de Miguel Lifschitz se advirtió que no se podrá disminuir la alícuota de Ingresos Brutos y sería “imposible” compensar esa rebaja con una eventual suba del impuesto inmobiliario.
El senador mendocino por Cambiemos, Julio Cobos, afirmó que el proyectado aumento del impuesto al vino fue “un balde de agua fría” para los gobernadores de las provincias vitivinícolas y advirtió que como siempre “el hilo se corta por lo más fino”, los productores podrían ser los más perjudicados por esta medida.
La diputada electa por Unidad Ciudadana, Fernanda Vallejos, sostuvo que la reforma “es un programa de ampliación de privilegios al poder económico y desfinanciamiento del Estado que comenzó apenas asumido el Gobierno”.
Por su parte, el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, sostuvo que es “imposible compensar una rebaja en el Impuesto a los Ingresos Brutos con una eventual suba del impuesto inmobiliario porque el primero de esos tributos representa el 77 por ciento de los recursos de la provincia”.
Cobos alertó que la suba al 17 por ciento del impuesto al vino y espumantes “no representa una cifra significativa dentro del contexto general de las medidas que se han tomado, pero sí tiene un fuerte impacto en la competitividad del sector”.
Para Vallejos, “la actual reforma se presenta apoyándose en una idea instalada previamente: se habla de ‘presión fiscal’ con una connotación negativa y se dice que es altísima”, señaló y añadió: “Lo que no se dice es que no es así para los deciles de mayores ingresos y riqueza, de mayor capacidad contributiva”.
Desde Santa Fe, Saglione recordó que “el año pasado empezamos a bajar los Ingresos Brutos, fundamentalmente a los pequeños contribuyentes de menos de un millón de pesos. Son cien mil contribuyentes, el 65 por ciento del total”, explicó.
El funcionario provincial consideró que “una reducción mayor de ese tributo tendría un alto impacto en las arcas locales porque representa un 77 por ciento de los ingresos en lo que va de este año”. “No creo que quieran desfinanciar a los gobiernos provinciales, no sería bueno, las provincias somos autónomas en la determinación del sistema tributario y no hay posibilidad de que Nación imponga cambios en los impuestos”, advirtió.

Te puede interesar