A los 66 años, Tom Petty murió tras un infarto y se debate entre la vida y la muerte. Otro golpe al corazón del rock and rol

Internacionales 03 de octubre Por
l El guitarrista y cantante había sido hallado en su casa sin signos vitales y pudo ser reanimado, pero tenía “muerte cerebral”. Acababa de terminar una gira que celebró los cuarenta años de su banda The Heartbreakers.
na34fo01

Tom Petty murió a los 66 años. Estaba con muerte cerebral tras haber sufrido un infarto el domingo por la noche en su casa de Malibú, a 50 kilómetros al oeste de Los Ángeles (Estados Unidos), donde fue encontrado inconsciente y sin respiración cuando. Entonces, los servicios de emergencias lograron que recuperara el pulso y lo trasladaron al hospital UCLA de Santa Mónica en estado crítico. La familia del músico de 66 años habían manifestado que no esperaban que su vida se prolongara más allá de esta madrugada, debido a que había emitido la orden de no resucitarlo e incluso un capellán había ido a visitarlo a su habitación. 

La catástrofe sucedió mientras encaraba el tramo final de una apoteósica gira con la que celebraba los 40 años de su carrera, junto a la agrupación que lo acompañó durante toda su vida artística, The  Heartbreakers (a manera de paradoja, la traducción en español del nombre de su grupo significa “rompecorazones”). Esta serie de presentaciones comenzaron el último 20 de abril en Oklahoma, y recientemente, el 17 de septiembre, había pasado por el festival Kaaboo de San Diego y por el legendario Hollywood Bowl de Los Ángeles, donde, al lado de Lucinda Williams en calidad de telonera, Petty actuó tres noches (21, 22 y 25 de septiembre). Allí intercaló temas de su obra unipersonal del calibre de “You Wreck Me”, “Yer So Bad”, “Wildflowers” con los clásicos que firmó con su banda, en el que destacaron el inmortal “Don’t Come Around Here No More”, “Breakdown” y “Learning to Fly”. Sólo le restaba por consumar el cierre del tour, que abarcó asimismo a Canadá y al Reino Unido, con dos fechas en la ciudad de Nueva York, el 8 y el 9 de noviembre.

También integrante de los Traveling Wilburys, supergrupo del que fueron parte George Harrison, Roy Orbison, Jeff Lynne y Bob Dylan (el primero y el segundo ahora lo acompañan en la trascendencia física), y con los que grabó dos enormes álbumes entre 1988 y 1990, Traveling Wilburys Vol. 1 y Traveling Wilburys Vol. 3, respectivamente, Petty es una figura fundamental del rock de su país. Y eso lo consiguió gracias a discos insignes del temperamento de Tom Petty & the Heartbreakers (1976), Damn the Torpedoes (1979), Full Moon Fever (1989) o el celebrado Wildflowers (1994). De hecho, ese mismo año recibió el reconocimiento “Persona del Año de la Academia de la Grabación”, que se entrega en los actos previos a los premios Grammy. No obstante, su más reciente trabajo de estudio, Hypnotic Eye (2014), del que destacó el single “American Dream Plan B”, rankeó en el puesto número uno de las listas estadounidenses convirtiéndose en el primer trabajo de su carrera que se estrenaba de esa manera. 

Con 13 discos junto a los Heartbreakers, tres de estudios en solitario (el último se tituló Highway Companion (2006) y los dos con los Traveling Wilburys, el cantautor originario de Gainesville (Florida) no tuvo aspiraciones musicales hasta que Elvis Presley visitó su ciudad natal. No obstante, según él mismo contó en 2006, Petty supo que, más que un solista, quería ser un frontman cuando vio a The Beatles en la histórica presentación de los Beatles en el show de Ed Sullivan. Y así fue. Luego de ser parte de The Sundowners, The Epics y Mudcrutch (que incluían a Mike Campbell y Benmont Tench, futuros integrantes de los Heartbreakers), comenzó su carrera discográfica como Tom Petty & the Heartbreakers con su primer álbum. De título epónimo, esta producción demoró un año en alcanzar la popularidad en Norteamérica. Bastó que su primer su single “Breakdown” fuera relanzado en las radios para que se convirtiera en todo un éxito, al mismo tiempo que en el Reino Unido.  

Petty, quien recibió diez nominaciones al Grammy, entre las que destaca la colaboración con Stevie Nicks en “Stop Draggin’ My Heart Around”, nunca actuó en la Argentina, donde tiene una importante legión de seguidores. Sin embargo, tuvo puntos en común con Charly García, a tal instancia que ambos hicieron un cover de “I’ll Feel a Whole Lot Better”, originalmente de los Byrds, con un año de diferencia (el local la grabó en 1990, mientras que el estadounidense la hizo en 1989 para su primer disco solista Full Moon Fever). El artista, que en 2002 apareció en Los Simpson, en el episodio “How I Spent My Strummer Vacation”, y que en ese mismo año entró al Rock and Roll Hall of Fame, ya comenzó a ser despedido por amigos y colegasa través de las redes sociales. Ryan Adams, John Mayer, Sheryl Crow son algunos de ellos. Pero la que más hizo eco fue la de su ex compañero de viaje Bob Dylan, quien dijo: “Son noticias chocantes y devastadoras. Pensé en el mundo de Tom. Era un gran artista, lleno de luz, un amigo, y nunca lo voy a olvidar”. No será el único.

Te puede interesar