Exclusivo: furioso, Macri pidió que echen a la candidata porteña que no quiere renunciar

Política 02 de octubre Por
Las horas de Joanna Picetti como candidata porteña están contadas. Mauricio Macri exigió que la corrieran de la boleta de diputados y son pocos los que apuestan a la supervivencia de la ignota funcionaria, que por ahora se niega a renunciar a pesar de la presión de sus compañeros de lista.
59c421144b842_660_360!

Picetti trabaja en AYSA y figura octava en la boleta de diputados. Proviene del sector de Rogelio Frigerio y está implicada en una complicadísima causa judicial por cuestiones familiares. Son tan graves que motivaron una denuncia de su ex marido por el trato hacia sus hijos.

Temerosos de que los problemas de Picetti embarren la campaña del oficialismo, en la Casa Rosada por pedido de Carrió le solicitaron a la candidata que diera un paso al costado pero la funcionaria se negó y subió la apuesta. "Qué me lo pidan mis compañeros", respondió.

Y lo hicieron. Salvo la propia "Lilita", toda la lista de diputados se juntó la semana pasada para reclamarle que abandonara la lista de Cambiemos. Sin embargo Picetti apagó su teléfono celular y partió rumbo a Ezeiza, donde volvió a activarlo. La escurridiza postulante aseguró que debía partir porque tenía un viaje programado a Évian-les-Bains.

En un paisaje bucólico la postulante participó de un versión del G20 para jóvenes. "Feliz de haber sido nominada y seleccionada para ser parte de esta Cumbre. ¡Participan personas de diferentes países que integran el G20, discutiremos y trabajaremos en equipo para proponer soluciones a los problemas más grandes que enfrenta la humanidad! ¡Juntos!", escribió en su cuenta de Instagram.

"Quiere ser diputada por la fuerza", señalaron desde Cambiemos. Allí temen que el delicado problema familiar derive en un problema político importante y arruine la histórica elección que comandó Elisa Carrió y llevó al oficialismo a quedarse con uno de cada dos votos en la Ciudad.

La funcionaria se desempeñó en el sector privado hasta su ingreso en AySA, la compañía nacional de aguas que tiene una fuerte presencia en el conurbano y el interior del país. Sin ningún antecedente político, Picetti aterrizó en el octavo lugar de la lista por expreso pedido de la Casa Rosada.

Paradójicamente el problema de Picetti fue la excelente elección que realizó el macrismo en la Ciudad: la proyección de los más de 50 puntos obtenidos en las PASO le garantizan un escaño a Facundo Suárez Lastra y dejan a la funcionaria de AySA en una posición expectante para conseguir una banca en Diputados. Pero al presentarse la lista, parecía una fantasía que el experimentado dirigente radical pudiera llegar al Congreso y aún menos Picetti.

"Es inexplicable cómo llegó ahí. Es una desconocida para todos", le dijo a LPO un dirigente macrista que realizó una comparación maliciosa después de ver en acción en la campaña a la controvertida candidata. "Parece Karina Jelinek", comentó el dirigente del PRO sorprendido por la falta de conexión de la candidata con su entorno. La torpeza demostrada en las actividades de campaña llevaron a la cúpula porteña a pedirle que dejara de subir fotos a sus redes sociales, una orden que fue cumplida a medias.

Su caída en desgracia provocó que le quitaran el chofer que tenía asignado para participar de las actividades y también a su Community Manager.

Sin dudas habían sido fuertes los apoyos que cosechó Picetti camino a la lista: el mismísimo Horacio Rodríguez Larreta pidió por la renovación de Alicia Besada, pero su deseo fue rechazado. "Queremos caras nuevas", fue la razón.

Algunos de los candidatos tuvieron que someterse a exámenes de ADN, por eso fue enorme la sorpresa cuando una candidata con las escandalosas denuncias judiciales que tiene Picetti por el trato a sus hijos hubiera pasado el filtro y se quedara con un lugar expectante en la boleta de Vamos Juntos.

Jorge Enríquez es quien figura en el noveno lugar de la boleta, pero la reemplazante de Picetti será Patricia Noemí Holzman, la siguiente mujer en la lista.

Si bien corrió el rumor de que la Coalición Cívica había pedido su cabeza, en el entorno de Elisa Carrió aseguraron que no tuvieron "nada que ver". Pero es clara la incomodidad de "Lilita" con Picetti, tanto que ni siquiera la saludó en durante su presentación (ver video).

En la Coalición evitaron hacer declaraciones y dijeron "superados por el tema", al que consideraron "una cuestión desagradable". Además pidieron prudencia ya que existe una acción judicial en curso presentada por Picetti. LPO

Te puede interesar