Sergio Maldonado contra los responsables políticos: “van a tener que dar explicaciones en un juicio”

Nacionales 04 de septiembre Por
El hermano del joven desaparecido habló desde una postura aun más combativa: volvió a pedir la renuncia de Patricia Bullrich y confió en que “vendrán juicios” para esclarecer la desaparición de Santiago. Además, los detalles de la sospechosa lentitud de la Justicia y la descripción de cómo era Santiago, quien desde chico se mostraba comprometido y solidario.
sergm

El pasado viernes 1 de septiembre se cumplió un mes de la desaparición forzada del joven tatuador oriundo de la localidad bonaerense de 25 de Mayo. Alrededor de 250 mil personas colmaron Plaza de Mayo para pedir por su aparición con vida y por un Estado que lo busque por lo que es: un desaparecido, a quien se lo vio por última vez golpeado y cargado por gendarmes en la comunidad mapuche de Cushamen, Chubut.

Desde mi intuición entiendo que después van a venir juicios, gendarmes o personal de la fuerza que tuvo que ver o dirigentes, funcionarios. Toda la gente que hizo lo que sea que hayan hecho con Santiago, toda la gente que no hizo lo que tenía que hacer para investigarlo, todos los que encubrieron van a tener que dar explicaciones en un juicio. Eso es lo que yo veo en el futuro.

Su familia vive días en las que casi no se duerme, pendiente de cada noticia, teniendo que salir a desmentir las constantes mentiras que se instalan desde sectores oscuros, que parecieran querer desviar o distorsionar el tema.

“Por momentos pienso que está vivo, que lo tienen en algún lado y me pregunto si estará comiendo, si lo estarán cuidando. Pero hay otros momentos pienso que no, y entonces me pregunto cómo puede ser que ya esté pensando lo peor”, cuenta Sergio Maldonado, uno de los hermanos del joven, quien en una entrevista exclusiva para Pagina 12, contó como vivió este mes sin Santiago.

Historica marcha a un mes sin Santiago Maldonado. 

A pesar de que la impunidad parece ganar, Sergio y la familia del joven mochilero confían en que tarde o temprano habrá justicia: “Desde mi intuición entiendo que después van a venir juicios, gendarmes o personal de la fuerza que tuvo que ver o dirigentes, funcionarios. Toda la gente que hizo lo que sea que hayan hecho con Santiago, toda la gente que no hizo lo que tenía que hacer para investigarlo, todos los que encubrieron van a tener que dar explicaciones en un juicio. Eso es lo que yo veo en el futuro”, explica. 

Desde la intimidad en la desesperada búsqueda de su hermano, Sergio cuenta que “todo cambió cien por ciento” en su vida: “yo hace más de un mes que no trabajo. Ni yo ni mi familia tenemos más control sobre nuestras vidas. Toda la vida que teníamos ya no está. De repente, estamos parados en un escenario en Plaza de Mayo, algo que jamás se nos hubiera ocurrido”, dice el hombre que el viernes se paró en un escenario frente a más de 250 mil personas para pedir por la aparición con vida de su hermano.

Las “mentiras” de Patricia Bullrich

Sergio confiesa que se “venia cuidando en no salir a contestarle” a la ministra de Seguridad de “las barbaridades que decía”, pero hubo un momento de inflexión cuando Patricia Bullrich dijo que los padres de Santiago ponían trabas en la investigación y hasta se negaban a hacerse el análisis de adn para aseverar si los rastros de sangre encontrados en los rastrillajes en la comunidad mapuche, pertenecían a Santiago.

“Ese es el punto de inflexión. Hasta ahí llega mi respeto: todas y cada una te voy a responder hasta que aparezca mi hermano”, dijo Sergio para el diario porteño. 

De hecho, durante el multitudinario acto a un mes de la desaparición de Maldonado, fue la primera vez que Sergio pidió expresamente que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “sea apartada de su cargo”.

Organismos de Derechos Humanos acompañan el pedido por Santiago. 

La investigación de la Justicia

El hermano del joven desaparecido admite lo que muchos han considerado: “todo se hizo muy lento”.

“Se tomaron las medidas importantes con mucha demora. Y después, bronca porque a pesar de estar en secreto de sumario, muchos medios se enteraron de un montón de medidas o datos que supuestamente surgían de la causa antes que nosotros, la familia de Santiago”, cuenta con indignación.

El hermano de Santiago cree que el cambio de la caratula de la investigación a “desaparición forzada” era algo imposible de seguir demorando, debido a las muchas pruebas que afirman que el joven había estado en la comunidad el día de la represión, y que según varios testigos y posteriores pruebas halladas en el rastrillaje, Santiago desapareció luego de que gendarmería entre disparando y quemando las casas en el lugar.

“Nunca estuvimos hablando de una persona extraviada, porque a las horas de haber sucedido la represión, la comunidad mapuche ya aseguraba que Santiago había estado ahí y que había visto a la Gendarmería golpearlo. Gendarmería actuó en ese lugar. Ya está, ponete a investigar eso. No hacía falta estirarlo”, manifiesta con broma Sergio.

Pasó mucho tiempo, sin embargo, desde que desaparición Santiago y se realizaron los allanamientos a los cuarteles de Gendarmería en El Bolsón y Esquel, en donde a pesar de eso se encontraron rastros de sangre y cabellos que podrían pertenecer al joven. Además, los automóviles utilizados durante la represión habían sido lavados.

“Yo lo único que pido es a los periodistas desde ya y también al resto: agarren el dato, chequéenlo. Internet sirve para chequear como herramienta. Verifiquen. No digan cualquier cosa ni compartan cualquier cosa”, les reclamó a los medios y periodistas que en un tema tan sensible, afirman cosas que después se desmienten fácilmente. Una de ellas fue el reciente rumor de que Santiago había aparecido muerto en Chile.  

Foto: Pagina 12.

Cómo era Santiago

“Siempre tuvo sus convicciones muy marcadas, le gustara a quien le gustara. Yo discutía mucho con él”, dice Sergio.

En La Plata estudió unos años dibujo, pero abandonó por no acostumbrarse a los horarios y estructura. En esa ciudad Santiago “colaboró dándole la merienda a chicos pobres en una casa tomada y ayudó a gente con problemas de adicciones con el alcohol”, relata su hermano.

Luego el joven comenzó sus viajes por diferentes puntos del país, siendo el sur y también el país vecino de Chile, uno de los lugares que más frecuentaba y en donde hizo varias amistades.

Días antes de su desaparición, Santiago había llamado a un amigo para decirle que estaba planeando volverse a mediados de agosto a su ciudad natal. Otra prueba que echa por tierra versiones extrañas, como la que instalaron algunos medios, afirmando que un puestero había apuñalado a un joven con similares características a las de Santiago.

A un mes de su desaparición, todo el país se pregunta: ¿Dónde está Santiago? Y apunta la responsabilidad directa hacia la Gendarmería y el Estado.

Te puede interesar