Venado Tuerto - Un “secuestro” que fue una “aventura”

Policiales 10/08/2017 Por
Un extraño caso de una joven de 19 años desaparecida y un posterior pedido de rescate, tuvo en vilo a las fuerzas policiales y la Fiscalía desde la tarde noche del martes para finalizar con dos detenidos casi 24 horas después.
pdi

Según las primeras informaciones recibidas en sede policial, en las últimas horas de la tarde del martes un hombre domiciliado en barrio San Cayetano se presentó en la comisaría para denunciar que su esposa y madre de dos niños de corta edad había salido  y no retornó pasadas dos o tres horas. Ante la prolongada ausencia el hombre la llamó al celular y le contestó lo que supone la voz de un hombre que le dijo: “Tu mujer está secuestrada, si la querés volver a ver vas a tener que poner plata”.                        
Sorprendido por la respuesta, llamó a los padres de su pareja para saber si ella estaba ahí, con resultado negativo, incluso ellos también trataron de comunicarse con su hija y fueron atendidos por una voz masculina que les exigió 30 mil pesos para volver a verla.
Ante la situación planteada se consultó al fiscal Juan Pablo Lavini Rosett, quien dispuso que la PDI se abocara a investigar lo que estaba pasando y dar con el paradero de la mujer, dando comienzo a una larga noche en la que intervino el personal policial, se solicitaron órdenes de allanamiento, se intervinieron teléfonos, se pidió colaboración a bomberos y también a la policía antisecuestros de Rosario.
En la medida que pasaban las horas lograron enterarse de que la chica desa-parecida había estado “con alguien” el fin de semana en un boliche de Elortondo y habían quedado en volver a encontrarse. Empezaron a seguir ese hilo conductor estableciendo el domicilio del hombre y ya con orden de allanamiento ingresaron a la casa de la familia. Pero allí no hallaron ni a la mujer ni al hombre, aunque la madre de este último les dio una pista clave: les dijo que estaban en una pieza de una hija suya cerca de su domicilio. “Al llegar al lugar señalado, efectivamente comprobaron que la joven venadense estaba allí, y en forma espontánea manifestó que todo era su responsabilidad y que había actuado libremente. Su pareja no estaba en la casa porque había ido a trabajar a la Municipalidad”, detalló Lavini Rosset.
“Ahora estamos analizando las implicancias legales y cómo encuadramos esto que sucedió, ya que si bien no hubo secuestro, sí hubo un intento de extorsión. Además, tendremos que determinar qué grado de responsabilidad tiene cada uno, ya que si bien el marido de la mujer dijo que era un voz de hombre, también admitió que podía ser una voz de mujer distorsionada”, señaló el fiscal.
La “aventura” sólo duró 20 horas y significó varias horas de trabajo policial y judicial para culminar con la detención de la mujer que, luego de encausada, fue liberada porque es madre de dos niños de corta edad y puede seguir el proceso en libertad, en tanto que el hombre permanecía detenido por averiguación de antecedentes.

Te puede interesar