Ahora Bullrich festejó que "todos los días hay un pibe más que está preso"

Política 08/08/2017 Por
El ex ministro tropezó otra vez en la campaña. También celebró "un metro de asfalto por día".

Esteban Bullrich volvió a cometer un furcio insólito en la campaña, apenas unos días después de enojar a todo el colectivo "Ni una Menos" con sus declaraciones sobre el aborto. El candidato a senador de Cambiemos ahora festejó que cada día "hay un pibe más preso" e incomodó a María Eugenia Vidal.

Lo hizo durante una entrevista que dio junto a la gobernadora en el canal América. "El camino que hemos emprendido todos los días tiene un metro más de asfalto, una sala más, un pibe más que está preso", afirmó Bullrich. A su lado, Vidal no pudo ocultar su sorpresa y su gesto fue muy evidente.

Luego, el candidato la quiso arreglar y vinculó su frase a la detención del Mono Minnicelli, el cuñado de Julio De Vido. "Ayer, la policía de Buenos Aires, que antes era sospechosa, puso preso a otro delincuente acusado de ser parte de una red de corrupción", indicó.

En las redes sociales, Bullrich volvió a ser objeto de críticas y burlas. Además de cuestionarlo por festejar la detención de pibes, le remarcaron su frase sobre el asfalto. Al ritmo que celebró el candidato, para realizar cinco cuadras de asfalto se necesitarían 500 días de trabajo.

El nuevo furcio se suma al de la semana pasada, cuando utilizó el "Ni una menos" para justificar su oposición al aborto y enojó a todo el colectivo que lucha contra la violencia de género. "'Ni una menos' si hay una beba adentro, porque también la estás matando", declaró Bullrich.

Antes, el candidato de Cambiemos había metido la pata en varias ocasiones. Por ejemplo, cuando minimizó la crisis de las pymes al asegurar que "las cervecerías artesanales están creciendo muchísimo". Meses atrás también generó críticas cuando en pleno conflicto con los docentes defendió su salario de 90 mil pesos asegurando que su "responsabilidad" era mayor que la de los maestros. 

Pero el peor traspié fue cuando en una visita a la casa Ana Frank mezcló los horrores del régimen nazi con frivolidades de la política argentina. "Sus sueños quedaron truncos por una dirigencia que no fue capaz de unir", afirmó.

Te puede interesar