Militares rebeldes se levantaron contra el gobierno de Maduro

Internacionales 06/08/2017 Por
El alzamiento ocurrió en Valencia. Desde el gobierno aseguran que fue controlado por los leales.

Un grupo de militares se alzó esta mañana contra el gobierno del venezolano, Nicolás Maduro. El levantamiento ocurrió en Valencia, una ciudad ubicada en el centro del país, aunque Diosdado Cabello -número dos del gobierno- aseguró que fuerzas leales al presidente lograron controlar a los rebeldes.

Unos 20 efectivos militares, encabezados por el capitán Juan Caguaripano, expulsado de la carrera militar 2014, tomaron el área de prevención del Fuerte Paramacay y filmaron un video en el que informaron que sus acciones no son para dar un golpe de Estado, sino para restablecer el orden constitucional.

Según cables de The Associated Press, a primeras horas de la mañana se escucharon intensos intercambios de disparos dentro del fuerte militar y al menos tres ambulancias ingresaron a la instalación. En tanto, la agencia de noticias detalló que a las afueras del fuerte Paramacay se apostaron dos tanquetas de la Guardia Nacional y varias decenas de miembros de ese cuerpo, con escudos y otros equipos antimotines, para resguardar los alrededores.

"Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares", explicó Caguaripano en un video difundido en las redes sociales.

Según el diario El País, Caguaripano logró convencer a una parte de la tropa para vaciar el parque de armas y tomar algunas zonas de la instalación militar, la más importante del grupo de blindados del Ejército de Venezuela.

En los alrededores se escucharon ráfagas de disparos, mientras las fuerzas leales a Maduro instaban a los rebeldes, mediante megáfonos, a que depusieran las armas.

Diosdado Cabello calificó a los asaltantes como "terroristas" y anunció que varios de ellos habían sido detenidos. Después del ataque, el gobierno activó planes de defensa y despliegue de tropas para "garantizar" la seguridad interna.

El hombre fuerte del gobierno de Maduro agregó que las fuerzas armadas leales actuaron "con su máxima moral en defensa de su Honor, de la Paz y de la Patria". Diez minutos después, Cabello anunciaría que la insurrección había sido aplacada. En tanto, el presidente Nicolás Maduro también se refirió a los alzados como terroristas.

De acuerdo con información publicada por el diario El Nacional, dos personas murieron durante el enfrentamiento entre militares disidentes y la Guardia Nacional Bolivariana. Ambas personas fallecieron en un hospital luego de ser heridos en la base militar. Aún no se dieron a conocer las identidades de las víctimas.

Además, según el oficialismo, siete personas fueron detenidas y estarían aportando datos sobre el grupo rebelde, informó en Twitter el jefe del comando de operaciones militares del país, Remigio Ceballos.

Tras conocerse la noticia, vecinos del Fuerte Paramacay salieron a las calles a apoyar a los militares. Los ciudadanos fueron dispersados por las fuerzas de seguridad mientras los manifestantes cantaban el himno nacional y gritaban consignas de respaldo al grupo de rebeldes que se expresaron en contra del gobierno de Maduro.

Te puede interesar