Un gobierno lleno de ricos

Política 02/08/2017 Por
Los tres hombres de mayor fortuna son Arribas (126 millones), Caputo (124 millones) y Aranguren (105 millones). Stanley es la que tuvo mayor crecimiento (345 por ciento), seguida por Majdalani (209 por ciento) y Bergman (174 por ciento).
todosa

Casi todos los funcionarios presentaron declaraciones por arriba del millón de pesos.

Con la declaración jurada del presidente Mauricio Macri se completaron las presentaciones de los funcionarios del Gobierno nacional. Como en 2015, el más acaudalado sigue siendo el acusado de recibir coimas de Odebrecht y jefe de Inteligencia, Gustavo Arribas, con más de 126 millones de pesos. Lo sigue el responsable del endeudamiento récord y ministro de Finanzas, Luis Caputo, con más de 124 millones, y en tercer lugar el padre de los tarifazos y ministro de Energía, Juan José Aranguren, con casi 105 millones. En verdad, el tercero debería ser Macri con 82 millones, pero el Presidente quedó quinto porque excluyó de su patrimonio el fideicomiso ciego que constituyó el año pasado por un total de 28 millones. El único que declaró un patrimonio inferior al millón de pesos fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con la inverosímil cifra de 604.566 pesos entre propiedades, autos, cuentas bancarias y dinero en efectivo. En cuanto al crecimiento respecto de 2015, el ranking lo encabeza la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, con una suba del 345 por ciento, seguida por la número dos de la AFI, Silvia Majdalani, con un 209 por ciento y en tercer puesto el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, con un 174 por ciento.

Tras la decisión de la AFIP de darle tiempo a los funcionarios hasta el 31 de julio, ayer terminaron de cargarse las últimas declaraciones patrimoniales que faltaban para completar el gabinete de Cambiemos. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quedó desplazado al cuarto lugar de la tabla con un patrimonio de 97 millones de pesos. Pese a sus reiterados discursos sobre la confianza en el rumbo económico argentino, el responsable de Hacienda posee la mayoría de su patrimonio en activos o participación en sociedades en el exterior. Lo mismo ocurre con Arribas, que además de la cuenta en Suiza (conocida por el escándalo de los sobornos de Odebrecht) posee propiedades y sociedades en Brasil.

La declaración de Caputo, padre de seis hijos, tiene curiosidades como la venta de sus acciones de Edenor por más de 4 millones de pesos para quedarse con apenas 100 mil pesos en acciones de la empresa. En cambio, pasó de 700 mil a más de 2 millones sus acciones de la brasileña Petrobras y mantuvo los 400 mil pesos de acciones de YPF. Además de múltiples propiedades, embarcaciones, participaciones en fondos de inversión y cuentas en pesos y dólares en argentina, Caputo tiene el equivalente a casi 9 millones de pesos depositados en una cuenta corriente en Estados Unidos. Su patrimonio pasó de 84.417.735 pesos a 124.280.426, un incremento del 47 por ciento. 

Producto de las denuncias por incompatibilidad en la función pública, Aranguren vendió los 16 millones de pesos en acciones que tenía en la petrolera Shell. En paralelo, incrementó sus depósitos en Estados Unidos de 49 a 60 millones de pesos. Entre bienes, depósitos y dinero su fortuna pasó de 86.685.999 pesos a fin de 2015 a 104.784.376 a fin de 2016.

Después de Dujovne y Macri, el sexto funcionario más rico es el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, con 41.285.722 pesos, seguido del titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, con 29.198.121. Ambos tuvieron un crecimiento patrimonial interanual superior al 60 por ciento. 

La ministra Carolina Stanley es la que sigue en la lista. Casada con el jefe de gabinete bonaerense Federico Salvai, se consagró como la funcionaria que logró un mayor enriquecimiento. Pasó de declarar 4.325.000 pesos en 2015 a 19.241.000 en la de 2016. Según consta en el formulario completado ante la Oficina Anticorrupción, el espectacular salto se debió a la compra de un departamento de 400 metros cuadrados que valuó en 17 millones de pesos. Según sus voceros, el dinero lo obtuvo de la venta de un departamento de un millón, la utilización de ahorros y del dinero que le regaló su padre, el banquero Guillermo “Willy” Stanley. La ministra que defendió el recorte de la ayuda social a las personas con discapacidad, se moviliza en una camioneta Audi Q5 que valuó en 600 mil pesos.

En el otro extremo de la tabla se ubica Peña, padre de dos hijos, que declara una camioneta Volkswagen Surán del año 2013 y un departamento de 77 metros cuadrados en Capital Federal. El segundo hombre más poderoso del gobierno declara no poseer ningún patrimonio en el exterior y gastos anuales por 1,5 millones de pesos, apenas 150 mil pesos menos que sus ingresos. La segunda más “pobre” del gobierno es la vicepresidenta Gabriela Michetti, con un patrimonio de 1.531.174 mil pesos, un 33 por ciento más que en 2015 cuando declaró 1.152.718.

Un dato saliente es que la directora de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, tuvo un crecimiento patrimonial de 160 por ciento. Paso de declarar 1.039.131 en 2015 a 2.702.028 en 2016.

Te puede interesar