Morales ratificó que Milagro Sala seguirá en la cárcel y Garavano se desligó

Política 31 de julio Por
Somos respetuosos de la CIDH y de los jueces de Jujuy", se desentendió el ministro. Morales cuestionó el fallo.
597d1294d0153_660_360!

Gerardo Morales avaló la detención de Milagro Sala cuestionada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que el ministro de Justicia Germán Garavano se desligó del conflicto y no le pareció mal evaluar la libertad morigerada para la dirigente social, una de las alternativas sugeridas por el organismo.

El gobernador contó sorprendido que se enteró de la resolución por los medios y que le "llama la atención entonces" que "la CIDH considere que frente a presuntas situaciones que no fueron constatadas, solicite tales medidas. A los organismos internacionales les falta información, han escuchado una sola campana", acusó.

Y aclaró que "la CIDH, convalida la actuación de la justicia provincial con relación a la prisión preventiva, avocándose sólo a la situación de la integridad personal de la señora Sala por presuntos actos de hostigamiento en su contra".

"Desde el Gobierno de la Provincia, en lo que es de su competencia reafirma su compromiso de garantizar la vida y la integridad personal de la señora Sala", informó Morales.

Garavano marcó distancia del gobernador como hizo ayer el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien ni bien se conoció el fallo de la CIDH dijo que lo informaría a "autoridades administrativas y judiciales" de Jujuy.

"Somos respetuosos de las recomendaciones de la CIDH pero también de las decisiones de los jueces de la provincia de Jujuy", sostuvo el ministro de Justicia.

Y aclaró que el Gobierno nacional "sólo tiene la función de transmitir" la recomendación de la CIDH. "El caso no tiene que ser analizado políticamente. Acá hay una investigación contra la dirigente por fuertes sospechas de corrupción", señaló.

"En quince días las autoridades judiciales" de Jujuy tienen que dar una devolución a las recomendaciones sobre las condiciones de detención de jefa de la Tupac Amaru, acusada por asociación ilícita, extorsión y fraude a la administración pública.

"Hay que leer esta recomendación en una tónica humanitaria. La morigeración de la prisión preventiva es por las condiciones en las que encontraron a Sala", explicó Garavano y no vio en malos ojos que la dirigente quede en libertad morigerada.

"En términos generales y más allá de este caso puntual, la tobillera electrónica funciona muy bien" y es una "herramienta muy valiosa para descomprimir" las cárceles, sugirió.

Te puede interesar