Bombonera vieja nomás

Deportes 13 de julio Por
Las 15 agrupaciones acordaron no usar políticamente el tema y aportarán ideas para ampliar el Templo. El plan de levantar otra cancha quedó en stand by.
Bombonera-PlanetaBoca_OLEIMA20170708_0100_16

La piedra fundamental se colocó en 1938. El último ladrilo, después de casi 60 años. en 1996. En el medio, Alberto J. Armando quiso jubilarla y la idea volvió a prender en algunos directivos actuales. El debate por la escasa capacidad de la Bombonera (alrededor de 50.000 personas, contando populares, palcos y plateas) es tan viejo como el Templo mismo. De hecho, el propio José Luis Delpini, el ingeniero que la construyó, contó alguna vez que la idea inicial era cerrar el anillo y darle un aspecto mucho más simétrico al estadio, pero ninguna dirigencia lo logró. El lunes, sin embargo, se dio un paso importante para encontrarle "una solución de fondo" a un tema que mantiene en vilo a todo el Mundo Boca, y ya sin necesidad de pensar en un nuevo estadio. ¿Qué sucedió? Las 15 agrupaciones políticas del club llegaron a un acuerdo para "trabajar juntas y agotar todas las instancias para lograr el objetivo, sin banderías políticas".

Entre los puntos más salientes se resolvió conformar un "Comité de Estadio" integrado por representantes de las 15, que a su vez se comprometieron a no utilizar el futuro del estadio como eje de campaña. "Es una cuestión que nos incumbe a todos los boquenses y debemos debatir ideas más allá de los colores políticos", les dijo Angelici al resto de los dirigentes en el asado que compartieron el lunes por la noche en los quinchos deCasa Amarilla. Y así, la intención de levantar un estadio-shopping quedó en stand by.

El Comité quedará conformado una vez que finalice el relevamiento realizado por el Colegio de Martilleros de la Ciudad en las famosas dos medias manzanas linderas a la zona de palcos. Y una vez que se sepa cuántas posibilidades reales hay de adueñarse de esas tierras para cerrar la Bombonera, todas las partes aportarán ideas y/o profesionales de su confianza que aporten alternativas al proyecto acercado por el arquitecto esloveno Tomaz Camernik (no se precisa adquirir las 183 propiedades, pero sólo agrega 13.000 nuevos lugares) y al presentado en 2015 por Jorge Ameal (Bombonera 360, que sí incluye la compra de las manzanas).

Por el momento, el Templo no se toca. ¡Bombonera vieja nomás!

Te puede interesar